20 de abril de 2024

Adelante Inmemorial (Ricardo Dorado Janeiro)

Ricardo Dorado Janeiro, nacido en La Coruña el 22 de febrero de 1907 y fallecido en Madrid el 28 de octubre de 1988, fue un destacado director de música del Ejército y compositor español.

Desde una edad temprana, Dorado Janeiro mostró un interés apasionado por la música, iniciando sus estudios bajo la tutela de Manuel Martín. En 1921, ingresó como educando de música en el Regimiento de Infantería Zamora n.º 8 con sede en Lugo. Su dedicación y talento le llevaron a preparar y ganar las oposiciones para músico mayor mientras estaba en el Regimiento Borbón n.º 17 en 1929, obteniendo el primer lugar.

A lo largo de su carrera, Dorado Janeiro fue destinado a varios regimientos, como el Batallón de Infantería de Montaña Alfonso XII n.º 5 y el Regimiento Lealtad n.º 3 (posteriormente San Marcial n.º 22 en Burgos). Durante este tiempo, compuso diversas marchas militares notables, entre las que destacan “Seo de Urgel”, “Comandante Albillos”, “Voluntarios de la Victoria” y “San Marcial”, esta última convirtiéndose en una pieza emblemática de la década de los cuarenta.

En 1944, ocupó el puesto de director de música de la Academia Militar de Suboficiales, posteriormente llamada Academia Auxiliar Militar, donde compuso su himno con letra de Leocadio Gálvez. Bajo su liderazgo, la banda y música de este centro realizaron grabaciones fonográficas de excelente calidad.

En 1958, fue destinado a la música del Regimiento de Infantería Inmemorial n.º 1, donde desarrolló una destacada labor, ampliando los efectivos musicales y formando una banda de guerra con cerca de cien miembros y una música con más de ochenta instrumentistas.

En sus últimos años, Dorado Janeiro logró éxitos notables con composiciones como el “Himno de Aviación”, ganador de un concurso convocado por el Ministerio del Aire, y “Proa a la mar”, una marcha triunfadora en un certamen organizado por la Armada, declarada reglamentaria en la Marina de Guerra en 1968.

La creatividad de este compositor no se limitó al ámbito militar, ya que también incursionó en la música religiosa con obras como “Altare Dei” y “Cordero de Dios”, así como en el género lírico con su ópera “La gitanilla”, inspirada en la novela de Cervantes.

Entre sus numerosas composiciones, destacan himnos como “Himno de la Academia Auxiliar Militar”, “Himno de Aviación”, “Himno a la Bandera”, “Himno de las Escuelas Militares”, y “Himno del Ejército del Aire”. Asimismo, legó un extenso repertorio de marchas militares, toques y música instrumental y religiosa, consolidando su contribución al ámbito musical español.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *